Nuestra finca familiar se sitúa en el valle de San Justo, concejo de  Villaviciosa  (Asturias).                                                                                                                        

Nuestros abuelos la dedicaron a la cría de vacas de leche y a una pumarada de manzanas de mesa, premiada en numerosas ocasiones. Nuestros padres transformaron los pastos en una gran plantación de manzanos de sidra de variedades de Denominación de Origen Protegida (DOP) y otra más pequeña de kiwi. Ambas certificadas como ecológicas por el COPAE desde el año 2004.

Hoy nosotros, además, cuidamos 1500 gallinas que picotean un verde inagotable bajo la sombra de miles de manzanos , permitiéndonos ofrecer unos huevos de aldea ecológicos de una altísima calidad.